Alegría embotellada

«La imagen, la forma, el envoltorio, lo son todo. El producto se da por
hecho que es bueno, la industria se encarga de eso. Se trata de hacer
olvidar a las masas los defectos inherentes a cualquier creación
humana, hacerles olvidar que son masas por depender de productos
ordeñados de máquinas. Se trata de hacer creer que no hay nunca un lado oscuro.»

Fragmento, La salvaje cortesía.

Condición de frontera

«Observemos la fotografía de unos astronautas que salen de su nave al espacio exterior. ¡Qué impropio es el cuerpo humano para el infinito! ¡Qué inútil es! Refleja su absurdidad en cada movimiento […]

No es por casualidad que el astronauta adopta la posición del feto en el vientre, doblegando la cabeza, encorvando las rodillas, manteniendo los brazos junto al cuerpo; no es por casualidad que la cuerda que lo conecta a la nave parezca un cordón umbilical. Somos optimistas, dinámicos, estamos llenos de determinación y objetivos sólo cuando estamos presos por la gravedad; únicamente en la esclavitud de la gravedad nuestro cuerpo encuentra su significado y cada articulación y cada nervio tienen su uso y, por lo tanto, son bellos.»

Fragmento, El castillo alto. Pseudópodo.