Umbral: al orden a través de las fluctuaciones

«Las estructuras disipativas constituyen la aparición de estructuras en sistemas alejados del equilibrio; estructuras que sólo pueden existir en conjunción con su entorno.

El término estructura disipativa busca representar la asociación de las ideas de orden y de disipación. El hecho fundamental es que la disipación de energía y de materia, que suele asociarse a la noción de pérdida y evolución hacia el desorden [nota: desorden=homogeneidad], se convierte, lejos del equilibrio, en fuente de orden

Adaptación.

emergence-emergencia-470.jpg

«Un notable ejemplo de estructura disipativa es el de un recipiente con líquido calentado uniformemente. […] Conforme se intensifica el calor, y a un determinado gradiente de temperatura bien definido, comienzan a aparecer “espontáneamente” células de convección de estructura muy regular. Ésto corresponde a un alto nivel de organización molecular en el que la energía ya se transfiere mediante corrientes de convección macroscópicas y no sólo por agitación térmica. […]

Podemos imaginar que siempre hay pequeñas corrientes de convección que surgen como fluctuaciones sobre el “estado promedio”, pero estas fluctuaciones se amortiguan y desaparecen por debajo de un determinado valor crítico del gradiente de temperatura.

Por encima del punto crítico, ciertas fluctuaciones se amplifican y dan lugar a una corriente macroscópica. Se establece así un nuevo orden molecular que corresponde básicamente a una fluctuación gigante, estabilizada por intercambios de energía con el mundo externo.»

Fragmento (adaptación). Ilya Prigogine: ¿Tan sólo una ilusión?. Una exploración del caos al orden. Tusquets Editores. Ha aparecido aquí con anterioridad.

«La materia, ciega en el equilibrio, manifiesta potencialidades imposibles en otras condiciones alejadas del mismo.»

Fragmento, Leyes del caos, vida e inteligencia.

Imagen: Emergence, por Sayaka Ganz. Visto en adafruit industries.

El sistema judicial, amoral, es tan sólo un factor de selección natural

«Con el tiempo, la posibilidad de relacionar los patrones de actividad mental —detectados mediante resonancia magnética funcional— con ciertos estados mentales podría dar la vuelta a las directrices para decidir si un acusado “controlaba” sus acciones o para determinar su pena. Nadie sabe aún en qué derivarán estos cambios; pero el sistema judicial, la opinión pública y los neurocientíficos necesitan entender lo que está en juego para seguir garantizando una sociedad “justa”, por más que este tipo de cuestiones sacudan algunas de las ideas tradicionales sobre la naturaleza humana […]

¿No sufrirían las nociones de libre albedrío y de responsabilidad personal un enorme desgaste si todo comportamiento antisocial pudiera explicarse en términos neurológicos

Michael S. Gazzaniga: La neurociencia en el sistema judicial. Investigación y Ciencia, junio de 2011.

Boundary_value_problem.jpg

«El determinismo que se desprende de teorías científicas puede desembocar en atrocidades sociales.

Para asegurarse que la determinación genética no diera lugar a calamidad alguna. La UNESCO constituyó en 1993 el Comité Internacional de Bioética, presidida por Nöelle Lenoir. Tras cuatro años de deliberación, presentaron el borrador de La Declaración Universal del Genoma Humano y los Derechos Humanos.

Allí se explicita: “nadie será sometido a discriminación basada en características genéticas que tengan por finalidad infringir o tener el efecto de infringir los derechos humanos, las libertades fundamentales y la libertad humana”.»

Fragmento, ¿darwin o lamarck?.

«Se denomina darwinismo social a la creencia de que la evolución social puede ser explicada por medio de leyes de la evolución biológica. Ha sido definido -en un sentido amplio- como “aquella teoría que afirma que las leyes sociales forman parte de las leyes naturales, y que pone en primer plano la lucha entre individuos o grupos humanos como fuente de progreso social y biológico”. […]

La utilización de leyes naturales como justificación de opciones morales o sociales constituye el centro ético del proyecto, en el sentido de que su busca de basar proyectos socio políticos “en leyes científicas” busca evitar la responsabilidad personal por tales decisiones».

Fragmentos, Darwinismo social, Wikipedia. Hay multitud de ideas interesantes en ése texto.

Por supuesto, la evolución no es progreso —entendido como mejora atemporal—. La evolución persigue las condiciones ambientales. «La misma orientación a una determinada dirección no implica una ventaja evolutiva atemporal. Las condiciones ambientales y culturales cambian con el tiempo».

entrada-rampa.jpg

Fuente de la primera imagen: Wikipedia. Su inclusión aquí pretende hacer referencia a cómo el sistema judicial no es más que una condición de contorno “de alto nivel” —esto es, que su existencia no se “justifica por sí misma” sino que es el resultado de la interrelación de los complejos mecanismos biológicos existentes en estratos más profundos, al nivel del individuo— para la evolución de las sociedades. No obstante, pocas cosas, o ninguna, hay en este mundo que “se justifiquen por sí mismas”. En su lugar su existencia se debe a una extensa red de interdependencia y coherencia con el resto del universo, y la necesidad de su existencia como entidades aisladas no debería parecer obvia.

Fuente de la segunda imagen.

Noches en los jardines de España

«Un mundo hermoso, emocional y violento, acaso peligroso, pero por último apacible y espiritual. La obra más triste de Falla, en la cual expresa un drama íntimo.

El Generalife, el sitio más agradable que conozco en el planeta, fue un jardín dedicado al amor y al mismo tiempo una expresión de él. Según Santiago Rusiñol, “así como hay artistas que del amor hacen poesía o música, hubo quien hizo jardines; fue el artista enamorado quien ideó el Generalife.”

generalife-470.jpg

“Retiro acariciado por el perfume de las flores, los misteriosos susurros del bosque y el murmullo de las fuentes.” Cipreses, frescura, exclusión del mundanal ruido. Albercas, escaleras de agua, fuentes, surtidores: agua, flores y frutas por todas partes.

El agua, símbolo de la vida, fue el principal elemento decorativo.

“Sus ruinas tienen la vaga tristeza de los lugares que fueron teatro de añejas felicidades y todo canta placer perdido, en ese mudo lenguaje de las cosas que llevan en sí el recuerdo.”»

Fragmentos, de Daniel Eisenberg. Actualmente la fuente no está disponible pero puede verse en la caché de Google.

Imagen: Fountain at Nasrid’s Palace, Alhambra, Spain – October 2007. © Sarfraz Hayat.