Maya

«En varias religiones hindúes aparecen diferentes significados para Maya. Aun así, el significado parece centrarse en el concepto de ilusión.

Maya es la deidad principal que manifiesta, mantiene y gobierna la ilusión y el sueño de la dualidad en el universo de los fenómenos. Cada persona u objeto físico, desde la perspectiva de la eternidad, es como una breve y perturbada gota de agua en un océano sin límites. La meta de la auto-realización espiritual es entender esto; precisamente sería experimentar intuitivamente la diferencia entre Yo y el universo como una falsa dicotomía. La idea de que conciencia y la materia física, o la mente y el cuerpo son cosas diferentes, es el resultado de una no–iluminada perspectiva

Fragmento, Maya, La ilusión de las apariencias.

rothko-red-470.jpg

«Lo bello en la naturaleza se refiere a la forma del objeto, que consiste en su limitación. Lo sublime, en cambio, puede encontrarse en un objeto sin forma que represente la ausencia de límites

Fragmento, Lo Sublime Abstracto.

Imagen: White over red, Mark Rothko, 1957.

Todo bajo el cielo

«No hay nada que posea una esencia individual y, por tanto, todo está vacío, sin una realidad independiente. Todo lo que existe está relacionado y es interdependiente, y la aparente pluralidad de individualidades es un carácter ilusorio de nuestra existencia.»

Fragmento, Shuniata.

heart-sand-470.jpg

«Sinocentrismo es la perspectiva etnocéntrica que considera a China como el centro, y pone en relación a ese centro cualquier otra zona, que será considerada periferia. Antes de la Edad Contemporánea era la forma en que China se veía a sí misma: como la única civilización en el mundo; siendo las naciones extranjeras u otros grupos étnicos considerados como bárbaros. […]

El emperador era visto como el único gobernante legítimo de todo el mundo, de todo bajo el cielo (天下).»

Fragmento, Sinocentrismo.

Imagen: Heart, por xLadyJustynax en deviantART.

Nada que rescatar

Wrightflyer-470.jpg

«La cultura moderna se caracterizaba por su pretensión de progreso. Se suponía que los diferentes progresos en las diversas áreas de la técnica y la cultura garantizaban un desarrollo lineal marcado siempre por la esperanza de que el futuro sería mejor

Fragmento, Posmodernidad.

german-bomber-2-470.jpg

«El teísmo dejó paso al antropocentrismo. No se podía dejar la creación en manos de Dios, ya que la realidad mostraba hasta qué punto era imperfecta, incompleta e ineficiente, sino que había que ponerla en manos del hombre, como nuevo demiurgo divino. La especie humana en su conjunto representaba al espíritu absoluto y su inexorable progreso en la historia. El avance era continuo, posibilitaba pasar del mito y la religión, a la filosofía y la metafísica, y de ésta a la ciencia y la técnica como estadios últimos del desarrollo humano.

antiereos-470.jpg

A partir de ahí, se impusieron grandes cargas sobre las espaldas humanas. Si Dios no existe, no podemos echarle la culpa de nuestras desgracias y fracasos. Hay que buscar las causas intramundanas de la insatisfacción con el mundo, con lo que comenzó una labor de denuncia y de culpabilización del hombre.

german-bomber-470.jpg

La autoafirmación humana, ya que no es posible fiarse de un Dios lejano, quizás indiferente a nuestras necesidades o simplemente demasiado senil e impotente para crear un mundo mejor, utilizó la razón política y científico-técnica como motor del progreso. La democracia, el libre mercado y la industrialización son las marcas de una nueva era. […]

battle-of-britain-470.jpg

El olvido se une a una toma de distancia, que hace del holocausto judío y el nuclear algo excepcional en el que otros fueron los culpables, sin reconocer que las raíces de ambos acontecimientos subsisten y que otros genocidios (Indochina, Yugoslavia, Argelia, etc.) testimonian la persistencia de un déficit cultural y religioso, filosófico y teológico en Occidente

Fragmentos, Creer en Dios después de Auschwitz.

Imágenes de In Focus: World War II: The Battle of Britain; excepto, por supuesto, la primera, que se corresponde con el Wright Flyer, «la primera máquina voladora a motor construida por los hermanos Wright».

El hombre es lo que ama

«El artista que se contenta con la apariencia y quien reproduce servilmente los detalles sin valor no será jamás un maestro. Si han visitado algún camposanto de Italia, sin duda habrán notado con qué puerilidad los artistas encargados de decorar las tumbas se dan a la tarea de copiar, en sus estatuas, adornos, dinteles, trenzas de caballo. Son quizá exactas.

Pero no son verdaderas, porque no se dirigen al alma. […]

Sean profunda y tenazmente veraces. No duden jamás en expresar lo que sienten, aún cuando se encuentren en oposición a las ideas establecidas. Puede ser que no sean comprendidos al principio. Pero su aislamiento no durará mucho. Los amigos pronto llegarán a ustedes, porque aquello que es profundamente verdadero para un hombre lo es para todos. Y con todo, sin muecas, sin contorsiones para atraer al público. ¡Simplicidad, inocencia! Los sujetos más bellos se encuentran delante de ustedes: son los que los conocen mejor…»

Un poco… paradójicamente…: fragmentos, testamento de Auguste Rodin.

hand-rodin-holding-torso.jpg

«El arte no es más que sentimiento. Pero sin la ciencia de los volúmenes, de las proporciones, de los colores, sin la dirección de la mano, el sentimiento más vivo se paraliza.»

Imagen: Hand of Rodin holding a Torso.

Percepción

norman-mooney-470.jpg

«Supongamos a un hombre ciego de nacimiento, ya adulto, y que ha sido enseñado a distinguir, por el tacto, la diferencia existente entre un cubo y una esfera, hechos del mismo metal y aproximadamente de igual tamaño, de tal suerte que pueda, tocando a una y la otra figura, decir cuál es el cubo y cuál la esfera.

Supongamos, ahora, que el cubo y la esfera están sobre una mesa y que el hombre ciego recobre su vista. Se pregunta si, por la vista, antes de tocarlos, podría distinguir cuál es la esfera y cuál el cubo.»

Fragmento, Mirar sin ver.

Imagen: Norman Mooney, estrellas y humo en arte abstracto minimalista.

Sobre lo que hay

nazca-robot-470.jpg

«la naturaleza no puede ser reducida a entidades fundamentales, como bloques de materia, sino que debe entenderse plenamente a través de la autorreferencia de sus elementos (…) no acepta ninguna entidad fundamental en absoluto: ninguna constante, ley, ni ecuación fundamental (…) el universo se ve como una red dinámica de sucesos interrelacionados, ninguna de las propiedades de cualquier parte de dicha red es fundamental, todas se desprenden de propiedades de otras partes y la consistencia global de sus interrelaciones determina la estructura de la totalidad de la red.»

Fragmento, De la modernidad a la complejidad I.

Imagen: Nazca City, BLDGBLOG.