Voladura controlada

«Probablemente, estos sean los últimos pasos de esta voladura hipercontrolada de la que tan acertadamente se hablaba.

Probablemente, el 15-M y todos ‘sus hijos’ (left/right) en realidad lo sean de las alcantarillas del Estado, CNI o fontaneros similares, aunque entonces ellos mismos ni lo supieran. Ahora sí que lo saben. Y lo asumen ávidamente, les toca tocar poder. Ya tienen permiso, y son absolutamente necesarios. Ahora están y se les espera. No en vano, la capacidad de movilización real en la calle está —o ha sido— desactivada, salvo anecdóticas excepciones carentes de importancia. Esto era —es— de suma importancia.

La nueva clase política garantiza el modelo de estado y la indivisible unidad patria […]. Y en este sentido, las órdenes desde fuera están claras. Ejpaña, geopolíticamente, como tal, ni se toca: el caso opuesto a Yugoeslavia, donde las órdenes eran el descuartizamiento más absoluto, manu militari.

Realmente la clase política del R78 está muerta. Hizo su papel 40 años. [Lo nuevo] debe ‘legitimarse’, para que nada de fondo, sustancialmente, cambie en absoluto. […].

Hace falta un recambio rápido y sistémicamente no traumático. Eso es absolutamente esencial. Hacer nuevas formas que preserven el fondo. Como sea. A cualquier precio. Una repetición de la ‘Transición’, pero en la era de Facebook. […] La sustancia gris de la jugada es foránea, como lo fue en Ucrania. O en Libia. O en Siria. O en… Pero dentro de un orden, y con otros modales que estamos en Uropa. Y les debemos un billón. Que a fuerza de miseria pagaremos.

Journal 1898 maine

Por lo demás, el pueblo español deberá asumir el precio de este sugestivo cambio. Y aplaudiremos con las orejas, aunque dentro de un año, o dos, […] comamos madroños vía cartilla de racionamiento, solo, eso si, para afiliados al Sindicato. […] »

Conversaciones grabadas, ligera adaptación.