Archivos de la categoría Recortes

La balsa de la Medusa

«Dostoyevski ha escrito: «Si Dios no existe, todo está permitido». […] Efectivamente todo es lícito si Dios no existe, y como consecuencia el hombre está «abandonado» porque no encuentra en sí ni fuera de sí la posibilidad de anclarse. Y sobre todo no encuentra excusas. […] no encontramos frente a nosotros valores u órdenes que puedan legitimar nuestra conducta. Así, no tenemos ni por detrás ni por delante, en el luminoso reino de los valores, justificaciones o excusas. Estamos solos, sin excusas. […]El hombre, sin apoyo ni ayuda, está condenado en todo momento a inventar al hombre.»

JEAN LOUIS THEODORE GERICAULT La Balsa de la Medusa Museo del Louvre 1818 19 large

«Me representaba de modo muy claro que la vida y el mundo no dependían más que de mí. En realidad, hasta podía decirse, en aquel momento, que el mundo no había sido creado más que para mí. […] Y puede suceder que, en efecto, nada exista para nadie después de mí y que el mundo entero, una vez que se haya abolido mi consciencia, se desvanezca como un fantasma, puesto que no es más que el objeto de mi consciencia, y que se aniquile, puesto que todo el mundo y todos los hombres acaso no sean más que yo mismo… »

El sueño de un hombre ridículo.

PaleBlueDot

«a photograph of planet Earth taken on February 14, 1990, by the Voyager 1 space probe from a record distance of about 6 billion kilometers. »

«Los botes tirarían, penosamente unidos mediante cabos, de la improvisada balsa. Se produjeron juramentos de que nunca los abandonarían y bla, bla, bla. Al cabo de unas pocas horas se produce la traición. Se cortan los cabos que unen a los botes con la balsa, debido a la imposibilidad de gobernarla en aquella mar desde los botes. Ellos o la balsa. Todos los presentes en aquel conjunto de palos arrastrados no se lo podían creer. El valor de los juramentos pronunciados se lo llevó el viento rápidamente, en cuestión de segundos.»

La maldición de la Medusa. El naufragio más terrible de Francia

The day the world went away

«Se argumenta que hoy toda revolución es imposible. Pero es que se dicen muchas mentiras para desanimar a la acción. La revolución no puede ser imposible porque se realiza fundamentalmente en el interior de nuestras cabezas mediante un proceso de introspección y análisis.

Pues el logro de la libertad empieza por la de uno mismo, y se refiere a la libertad del intelecto. […] Un conjunto de seres humanos libres tiene mucha fuerza cuando actúa conjuntamente. Pero primero tienen que existir esos hombres libres —y libres significa también libres de prejuicios—. El hombre que se libera a sí mismo ya ha hecho la mitad de la revolución de todos.

El proceso de liberación personal empieza cuando se comprende que:

—Toda información que se publica en los diarios o se emite en las televisiones es propaganda. Por lo tanto, falsa o tan sesgada que hay que bucear en ella para hallar la poca verdad que contiene.

—Todo el saber reglado universitario está impregnado de la misma propaganda y sesgo. […]

—El miedo paraliza la mente. Por eso, el poder utiliza el miedo para dominar al pueblo: enfermedades falsas, guerras cercanas, faltas de suministros de energía, crisis económicas, son todo falsificaciones para conseguir la máxima explotación y beneficio […].

—La mayor parte de los hombres que demuestran que han liberado su mente de los agentes tóxicos inoculados por el poder son perseguidos y calificados como impostores, visionarios o locos.

—El poder ha creado nuevas religiones para los ateos. Son los “ismos” políticos y sociales. Cuando unos caducan ante los ojos de los dominados, inventan otros nuevos. […] La utilidad de los ismos es separar, tribalizar, enfrentar y aplastar con voluntariosos matones interpuestos a las pocas personas o grupos que mantienen la lucidez.

[…]

—El consumo se ha establecido como el único premio para el buen dominado. Hasta el punto de que se ha estudiado cómo funciona la mente del consumidor, la necesidad ansiosa previa, la satisfacción inmediata y la cada vez más rápida recaída ulterior. Pues la felicidad del consumidor dura poco y se vuelve contra él, porque lo degrada.

Ante este estado de cosas, ante el evidente desplome del régimen corrupto de los partidos, […] hay que empezar el trabajo de liberación. »

Fragmentos: Preparémonos para lo que viene.

Un acto de creación

Corren tiempos para dudar de todo

«Corren tiempos para dudar de todo: del Estado, del capitalismo, de las ideologías partidarias, del sindicalismo (no de todo él, siempre quedarán los anarquistas), del matrimonio (donde esté el amor libre, que se quite el reglado). Debemos dudar incluso de la democracia. Y nos referimos no solamente a la falsa democracia actual, sino a su posible sustituto futuro, pues siempre se tratará de democracia burguesa no asamblearia.

Self sufficient gardener john seymour el horticultor autosuficiente

No debemos conceder a un rebaño lobotomizado por la televisión el derecho de decidir nuestro destino personal.

Cualquier problema complejo, como es el de la supervivencia, debe estudiarse sin prejuicios, partiendo de cero. Pues todo lo que nos han enseñado hasta ahora es mentira. De lo único que no debemos dudar es de la infinita capacidad del ser humano para resolver cualquier problema, si un número suficiente de cerebros realmente interesados en hallar la solución se ponen a ello.

Nadie con dos dedos de frente lo ignora ya: Los consejos de administración de los bancos son asociaciones mafiosas protegidas legalmente por sus estados respectivos y sus parlamentos de delincuentes copados por el bipartidismo organizado.

El mundo basado en el dinero, tal y como lo conocemos, está liquidado, pero morirá matando.

Creer que el dinero es un objetivo social, en vez de un medio de intercambio, ya no sirve más. Y no porque ahora mismo sea el dinero escaso, que lo es y mucho. Si ese fuera el problema, quizás acratas.net invitaría a sus lectores a trabajar más duro para conseguir ganar más. No lo hace porque muy pronto el dinero no valdrá nada

«La ciencia está casi a un tris de conseguir que la nanotecnología permita la fotosíntesis artificial pura que hará totalmente rentable la generación por hidrólisis de hidrógeno en modo distribuido. Estamos en el amanecer de que la energía deje de ser piramidal, y se cree un internet de los watios, distribuido, participativo…

Nuevos modelos de dinero se definen, se ponen en marcha y se demuestran mejores e imbatibles, sin propietarios ni controladores.»

Fragmentos y comentarios, Decálogo acrático para la supervivencia.

Imagen: New Self-Sufficient Gardener. John Seymour.

«En las madrugadas del Londres victoriano, la ciudad dormía su particular siesta. La lluvia y la niebla inundaban las aceras, y los farolillos se echaban a temblar. Los establecimientos públicos cerraban, pero algunos hombres insomnes ya abarrotaban las tabernas. De sus paredes, no saldrían las únicas carcajadas de la noche.

Un poco más lejos, a las afueras de la urbe, varios cocheros abandonaban a su suerte a extraños individuos a la entrada de una callejuela en sombras. Uno de ellos se dirige al muelle, donde llama a la puerta de una pequeña casa oculta entre las fábricas. Dentro, recostados sobre los brazos, ve a otros que, como él, habían decidido “comprar el olvido y destruir el recuerdo de los antiguos pecados con el frenesí de los recién conocidos”.

Fumadero de opio en Singapur 1941

Así describió el escritor británico Oscar Wilde los fumaderos de opio, esos lugares tan fascinantes como inhóspitos, en los que se podían ver “mugrientos colchones, bocas abiertas, miradas perdidas y ojos vidriosos”. Antros espantosos de olvido y perdición, sueños y vigilias, enfermeras compasivas y alucinaciones. En ellos, abunda el compuesto del láudano -una especie de jarabe fabricado a base de vino y opio, entre otros componentes-, las prostitutas de segunda, y los vasos de absenta y brandy derramados por el suelo.»

Fragmento. Un pasaporte hacia el olvido. Jesús Centeno.

Imagen: Fumadero de opio en Singapur, 1941.

Galgos o podencos

«— […] en España se venía de mucho menos, de un lugar mucho más duro, para la gente supuso una ascensión. La sensación que tuvieron nuestros padres es que tanto social como económicamente, siempre fueron a más. Eso no quiere decir que la vida no fuera dura y que fuese necesario pelear, por supuesto, pero ellos entendían la vida como una línea ascendente y así nos lo inculcaron. Aquí es donde viene el drama.

Hotel four seasons ginebra suiza geneve 470

-¿Cuál de todos?

-Como nuestros padres, asumimos que nuestra vida iba a ser una línea ascendente; con el añadido de que partíamos de una infancia mucho más acomodada y que el resto sería miel sobre hojuelas. Pero al llegar a los 20, cuando nos dimos cuenta de que la vida era mucho más dura y además llegó la crisis, aquello nos marcó por completo. Somos una generación de expectativas rotas. El punto no es cuanto más o menos dura fue nuestra vida, sino que no estábamos preparados para ella. Nuestros padres nos han dejado un manual de instrucciones para una realidad que ya no existe. Ahora nos toca reescribir ese manual.

[…]

Growth hasnt translated into gains in middle class income

-También como una especie de reproche, hay una burla al supuesto furor revolucionario o antisistema, que parece una reacción prevista y diseñada por la misma sociedad contra la que se protesta.

-[…] ya tiene preparado su propio margen para que exista una contracultura o una cultura antisistema, de manera que esta tenga su propio nicho sin que ponga el peligro la estructura.»

Vozpópuli, the upshot

Hermano Lobo el 2 de agosto de 1975 o nosotros o el caos

«In some countries the real wages of new entrants in the labour market are at the levels seen at the end of the 80s, previous century 80s. »

Mario Draghi, President of the ECB

El derrumbe de los salarios iniciales

Imagen superior: Hotel Four Seasons de Ginebra, Suiza. Nikon J2.

Del todo por el todo al ser sin esperar nada a cambio

Juzgar la bondad del mundo en base a las respuestas a nuestras acciones y expectativas, y dilucidar si la vida en la jaula fantástica «merece ser vivida» en base a ello. La totalidad se pone en duda a cada momento, a cada oportunidad de fallo. Realizar la transición expuesta en el título puede ser un proceso complicado.

«El desinterés obstinado del ser humano por sí mismo y por las aspiraciones de una comunidad digital libre fueron el punto ciego en las visiones impecables de Swartz.

El joven había quedado solo frente al coloso estatal. Nadie pareció interesarse en la contienda desigual que Swartz libraba contra la maquinaria jurídica estadounidense. Con frecuencia, Swartz había solicitado ayuda a muchos de los medios digitales que hoy consumimos sin obtener resultados a largo plazo. Tampoco los medios de noticias hicieron una cobertura seria del hecho. Swartz estaba a esas alturas sin dinero y sus amigos más cercanos intentaban ayudarlo sin mucho éxito. […]

“Hay un momento, inmediatamente después de que la vida ya no vale la pena —anotaba Swartz en una de las entradas de su diario, ya acorralado por la depresión y el desánimo— cuando el mundo parece ir más despacio y todos sus innumerables detalles, de repente, se hacen brillantes por fin ante nuestros ojos ciegos y se tornan dolorosa e irremediablemente evidentes”. […]

El miedo a la cárcel, sus depresiones tozudas y el hecho de saberse haber perdido la batalla en soledad, finalmente le hicieron ceder terreno, y orillado por la frustración, se dio de bruces contra su propio desengaño.»

Fragmentos. Aaron Swartz y el punto ciego de un genio. Javier González Blandino.

Noemi Jariod

Imagen: Noemi Jariod. Contax 645 – Portra 400 + Ilford 3200 @ carmencitafilmlab.com.

«Cada vez que generamos una expectativa estamos apostando todo lo que es por todo lo que podría ser. […] Entre fantasías y desafíos se nos escapa el Ahora y frecuentemente nace la desilusión –hacia nosotros, el otro, lo que es y lo que no es.

Bienaventurado el que nada espera, porque nunca sufrirá desengaños.»

Fragmento. La Revolución desde el Individuo: Ser sin esperar nada a cambio.

Hagámoslo siempre

«Build a box of perfectly reflective internal surfaces. Light will never be absorbed or dissipated, but endlessly recycled and returned through the box’s mirrored interior.

Whatever moment it captures – that is, whatever was happening when the box was sealed: the event, or location, that bounced its reflective way into the box’s hermetic closure – will remain in a constant state of cross-reflection, never dissipating or fading.

The image, a kind of 3-dimensional holograph of the event it refers to, can then be sent floating outward from the earth, drifting through space, reflecting, never aging, one moment stuttering through itself over and over again till universal heat-death.»

BLDGBLOG. 2 architectural suggestions for stopping time.

Do nothing

Imagen: nothing.

—What I like most of all is just doing nothing.

—How do you do just nothing?

—Well, when grown-ups ask “what are you going to do”? and you say “nothing” and then you go and do it.

—I like that, let’s do it all the time.

Comunicación

«[…] Nuestra obsesión por hacernos oír, por comunicarnos, debe venir de la añoranza del Paraíso Perdido. No puedo imaginar un Paraíso más perfecto que aquel en que cada pensamiento y sentimiento se comunicaban “sin llegar a comunicarse”. Sólo pensando o sintiendo se hacían, de inmediato, “públicos” .

No existía diferencia entre público y privado, todo debía fluir espontáneamente, sin salir del yo ya era de todos y al contrario. No había barreras, no había límites…

En la medida que la incomunicación nos hace desgraciados, imagino lo dichosos que nos debía hacer la perfecta comunicación (amor) en el Paraíso Perdido.

El amor llena el ansia de completud que tenemos desde que perdimos el Paraíso y se nos desterró al aislamiento e incompletud de nuestro ser. Cuando amamos somos uno con el ser amado, volvemos a ser completos, recuperamos lo perdido y, por eso, mientras no lo encontramos, pasamos la vida buscándolo. Eso vale para las personas y, en cierta forma, para lo que nos hace felices. Y ahí entran, también, nuestras aficiones, nuestros pequeños o grandes amores por las ciencias o las letras: amor por el teatro, por la literatura, por la pintura … y, ¿por qué no?, por las matemáticas, o por la física, o por los animales y la biología… »

Fragmento. Sobre el amor, las ciencias y las letras.

Rescatar o superar el romanticismo

«Romanticismo es algo más complejo y profundo. Se trata de una cosmovisión, de una forma de habitar el mundo, no sólo prosaicamente con artefactos, máquinas, ordenaciones sociales y jurídicas, sino de habitar poéticamente el mundo al articular la máquina con la poesía, el trabajo rutinario con la creatividad, el interés con la gratuidad, la objetividad en los conocimientos con la subjetividad emocional, el pan trabajosamente ganado con la belleza fascinante de las relaciones calurosas. Esto hay que rescatarlo.

La sociedad de la tecnociencia y del conocimiento nos mandó al exilio, nos robó el sentimiento de un hogar y de una patria y principalmente nuestra capacidad de conmovernos, de llorar, de reír con gusto y de apasionarnos por la naturaleza y por la vida. Estamos condenados a vivir bajo el «sol negro de la melancolía», pero no sólo los románticos son afectados por esta melancolía, sino también los adeptos a la cultura imperante. Un devastador vacío existencial marca a millares de personas que tratan de llenarlo mediante el consumo desenfrenado.

Esta condición humana suscita de nuevo la utopía. Nace de la convicción de que el mundo no está fatalmente condenado a la melancolía. Hay en nosotros y en la sociedad virtualidades aún no ensayadas que, puestas en práctica, pueden reencantar la vida. Es, pues, una utopía necesaria, mensaje perenne del romanticismo. Bien termina Michael Löwy su obra: «la utopía será romántica o no será».»

Leonardo Boff